jueves, junio 15, 2006

Madura
el ciclo de la vida
la muerte
nos roza
acecha
nos roba
lo de acá
lo nuestro
la inmunidad que creímos
que no se acababa
favorita del Hado
a salvo siempre
del dolor
el amor entre manos
y la siembra eterna
sin cosecha
perduraría
un rato más
custodiada
por demonios que supiste amansar
estirabas las piernas y caminabas
a paso firme
con los ojos cerrados
confiada
retirando todo pensamiento
porque había un brazo
un hombro
una voz conocida
porque tenías
la garantía de sus ojos
el seguimiento de su boca
la defensa aguijón
y entonces nunca
existiría el miedo
nunca el flan: inseguridad
los siete dones recibirías
un mundo abierto:
perpetuidad
respondiendo a los roles
los huecos y el rodar
consumirías
el único medio adquirido
la lengua destruida y la hoja

11 comentarios:

yo dijo...

me gustó la lengua destruida y la hoja.

Box dijo...

Sí, con perdón, Vir. Pero es un verso de puta madre.
Beso

Pato dijo...

niña, me encantó tu poesía.

Virginia Janza dijo...

Gracias a todos, y besos.

eL SaNtO dijo...

Hola desde México preciosa, es ya un hecho la revista electronica que te había comentado, proximamente estara ya en la red www.vacarosa.com, y como te habia comentado me encantaría publicar uno de tus poemas, besos desde la hermana republica de los tacos y el tequila

muro maria dijo...

¿nos vemos y abrazamos uno de estos días?

Virginia Janza dijo...

Uy qué bueno, dale, cuando quieras mandame un mail a mi dire de yahoo y hablamos.
Marí, querida, te extraño. Yo laburo hasta tarde casi todos los días, tiene que ser antes de las 17 o después de las 22.30, cuando podés?
besotes,
Vir

andarenbote dijo...

muy lindo Vir!
besiss y cariñotes

Pablo dijo...

Es maravilloso, Vir... siempe lo es...espero que no sea muy personal (en la medida de los que se pueda escribir, y más aun poesía, despojando lo personal)

Besos.

yo dijo...

nuevo post ya.

Virginia Janza dijo...

Gracias y besos,
V.